Post

Una hora de sedentarismo diaria equivaldría a un 12% de más riesgo cardiovascular

marta Fouz

Hacer pequeños descansos que interrumpan los periodos de sedentarismo a lo largo del día reduce el riesgo de enfermedad cardiovascular en las mujeres.

Reducir una hora de sedentarismo al día equivale en las mujeres a un 12% menos riesgo de enfermedad cardiovascular, y en concreto, un 26% menos para la enfermedad cardiaca en mujeres de entre 63 y 97 años, según concluye un estudio en Circulation.

Es la conclusión del estudioOpach (acrónimo inglés de Actividad física objetiva y salud cardiovascular) que se ha realizado con 5.638 mujeres. Se trata de un subgrupo dentro de la cohorte de Iniciativa para la Salud de las Mujeres (WHI). Ninguna había sufrido un infarto de miocardio o un ictus, y la mitad de ellas tenían 80 años en el momento de reclutarlas para el estudio, entre 2012 y 2014.

En el momento de comenzar el estudio, las participantes llevaban dispositivos portátiles que registraban su actividad física durante las 24 horas a lo largo de una semana. Este sistema, a diferencia de los cuestionarios que se han empleado en otros estudios similares, asegura una medición más fidedigna, incluyendo el tiempo total de sedentarismo, y la duración de los intervalos de inactividad. Esto último es importante, porque por primera vez se estudiaba si permanecer sentado durante varios periodos ininterrumpidos durante el día contribuye en el riesgo de la enfermedad cardiovascular.

Una vez registrados esos datos, los investigadores, de la Universidad de California en San Diego (UCSD), siguieron a las participantes durante casi cinco años, y registraron todo tipo de eventos cardiovasculares.

Además de concluir que, de media, una hora adicional de sedentarismo se traduce en un 12% más de riesgo cardiovascular, el estudio averigua que permanecer sentado durante periodos largos, ininterrumpidos supone un 52% más de susceptibilidad a la enfermedad cardiovascular comparado con hacer más descansos del sedentarismo, como momentos más cortos, interrumpidos de forma regular.  En palabras la investigadora y coordinadora del trabajo, Andrea LaCroix, jefa de Epidemiología en la UCSD: “Recomiendo a todas las mujeres que, como yo, están en torno a los 60 años que hagan un esfuerzo por levantarse de la silla todo lo que puedan”.

Fuente:

Diario Médico