Blog

Tipos de publicaciones científicas en medicina

¿Te has encontrado con miles de resultados después de tu búsqueda bibliográfica y no sabes cómo elegir los relevantes? Uno de los factores que debes tener en cuenta es el tipo de publicación científica. ¿Has escuchado términos como artículo original o metanálisis? Aquí te explicamos los tipos de publicaciones científicas y las diferencias entre ellas.

Tipos de fuentes bibliográficas

Las fuentes bibliográficas se clasifican en tres tipos: fuentes primarias, secundarias y terciarias.

Fuentes primarias

Presentan una investigación novedosa. Dentro de esta categoría, se incluyen las siguientes:

  • Artículo original o artículo de investigación (original article, original research). Es el formato más común de las fuentes primarias. El ensayo clínico es el protoptipo de este tipo de artículos. Aunque puede haber diferencias entre las revistas, normalmente contiene un resumen, introducción, métodos, resultados con figuras y discusión. Aquí puedes encontrar un ejemplo de un artículo original.
  • Reporte breve o comunicación corta (brief report, short communication). Es un formato similar al artículo original, pero con menos extensión.
  • Caso clínico o reporte de caso (case report, clinical case). Presenta el caso clínico de un solo paciente, con una patología poco común o interesante por algún otro motivo. Por su baja frecuencia no podemos usarlo como referencia general, pero si nos encontramos con un paciente en las mismas condiciones podemos basarnos en él. Aquí puedes encontrar un ejemplo.

Fuentes secundarias

Resumen los artículos de investigación primaria. Tenemos los siguientes:

  • Revisión sistemática (systematic review). Resume los artículos de investigación primaria mediante una búsqueda sistemática de todas las investigaciones relevantes relacionadas con el tema. Aquí puedes encontrar un ejemplo.
  • Metanálisis (metaanalysis). Primero se realiza una revisión sistemática y después se aplica una herramienta de síntesis cuantitativa que permite comparar los resultados de los estudios primarios incluidos en la revisión sistemática. Aquí puedes encontrar un ejemplo.
  • Guías clínicas (guidelines). Se basan en la evidencia científica para establecer directrices que ayuden a la toma de decisiones clínicas. Aquí puedes encontrar un ejemplo.
  • Carta al editor (letter to the Editor). Expresa la opinión del autor de la carta acerca de algún artículo de la revista y contrasta los resultados con otras publicaciones. Aquí puedes encontrar un ejemplo.

Fuentes terciarias

  • Revisión (review) de un área terapéutica específica, pero sin efectuar una búsqueda sistemática; por tanto, no incluye toda la evidencia existente. Aquí puedes encontrar un ejemplo.
  • Carta científica, artículo de opinión, editorial (ideas, opinions, perspectives, editorial). Con un formato libre, expresa la opinión de un investigador sobre un tema en concreto. Aquí puedes encontrar un ejemplo.

¿Qué nivel de evidencia aportan las diversas fuentes?

Podemos organizar las fuentes bibliográficas según el nivel de evidencia científica que aportan.

Cuando iniciamos una búsqueda bibliográfica, debemos empezar por las fuentes con mayor nivel de evidencia e ir bajando de nivel si no encontramos ningún documento disponible.

En general, podemos organizar el grado de evidencia de mayor a menor como sigue:

  • Metanálisis.
  • Revisiones sistemáticas y guías clínicas.
  • Artículos originales: de ellos, aportan más calidad de evidencia los ensayos clínicos aleatorizados, multicéntricos, con comparador y con enmascaramiento.
  • Casos clínicos.
  • Revisiones, opiniones de expertos, cartas al director.

Conclusiones y recomendaciones

Aunque cada tipo de publicación aporta un valor dentro del proceso de investigación, los metanálisis aportan el mayor nivel de evidencia, seguidos por las revisiones sistemáticas y los artículos originales.

Referencias