Blog

Cómo organizar las webs y los contenidos de internet

Hoy en día, el conocimiento es mucho más accesible que antes, gracias a internet. Información especializada, tutoriales en vídeo paso a paso, imágenes… Y la medicina no se ha quedado al margen. En internet puede encontrarse todo tipo de información: veraz y contrastada, completamente falsa y una mezcolanza de ambas. Como médico, tu labor es vital para que el paciente reciba mucho de la primera y nada de las otras dos.

Ahora bien, toda esta cantidad de información debe procesarse y organizarse. ¿No te ha pasado nunca que has leído un artículo o una infografía y no has recordado después dónde estaba? Repetir la búsqueda de una información conocida puede suponer un quebradero de cabeza y resultar frustrante, no digamos si encima tienes la presión de tener al paciente en la consulta.

Pensando en eso, hemos elaborado este post sobre cómo organizar los recursos que encuentres en internet. ¿Les damos una ojeada?

Almacenamiento en la nube

Cada vez más empresas utilizan la tecnología de almacenamiento en la nube, y su uso se extiende también a particulares. Tener una cuenta de Gmail ya te proporciona un espacio de almacenamiento muy útil (en el servidor de Google Drive) para cuando tengas que consultar información previamente descargada o para cuando no tengas una unidad física de almacenamiento disponible. También te sirve para compartir archivos superiores al tamaño permitido en los correos electrónicos.

Además de esta, existen otras alternativas de almacenamiento en la nube: Microsoft, Dropbox, Amazon o Mega tienen servicios de almacenamiento con muchas opciones, gratuitas y de pago.

Aplicaciones para el móvil y extensiones del navegador

Seguro que ya conoces los marcadores o favoritos del navegador, pero muchas veces con eso no basta: optimizar esta herramienta es laborioso, ya que tienes que preocuparte de nombrar y organizar cada página web que agregues a la lista. De lo contrario, tendrás un sinfín de enlaces ordenados cronológicamente y con el nombre que tuvieran cuando visitaste la web. Además, no estarán disponibles en otro dispositivo, salvo que los sincronices. Para facilitarte esta tarea, te mostramos unos tutoriales para sincronizar marcadores en Chrome, Firefox, Edge y Safari.

Actualmente, hay recursos más avanzados que los marcadores:

  • Pocket. En Pocket, podrás guardar artículos o páginas web mediante un clic y tenerlos disponibles sin conexión después. Funciona en multitud de plataformas, tanto en navegadores (extensión) o en móviles (aplicación). El contenido se organiza mediante etiquetas. Además, esta herramienta permite elimina el contenido innecesario, como la publicidad.
  • Instapaper. Muy similar a Pocket, pero incluye una función de «lectura pendiente», para que sepas en qué punto del contenido estás y cuánto te queda por leer. Está disponible también en múltiples plataformas. No tiene etiquetas, pero puedes modificar el nombre y la descripción al guardar el material.
  • Evernote. En la misma línea que los anteriores, la principal desventaja es que no tiene contenido disponible sin conexión (salvo la cuenta Premium). A cambio, es mucho más potente a la hora de etiquetar y organizar el contenido que guardes.
  • Pinterest. Esta herramienta está dirigida a buscar, guardar y compartir imágenes. Es ideal para tener disponibles infografías o imágenes que quieras utilizar en tus presentaciones.
  • Feedly. Es para usuarios avanzados. Te permite suscribirte a blogs, boletines de noticias y páginas web que te interesen. De este modo, cada vez que se publique algo nuevo te llegará un aviso. ¡Ojo con suscribirte a demasiadas cosas!

¿Cómo me organizo?

Después de este repaso al amplio arsenal de aplicaciones y herramientas que hemos seleccionado, es el momento de elegir cuáles te convencen más. Puedes simplemente ir probándolas hasta que encuentres la que más se acomode a tus gustos.

Una combinación posible es seleccionar artículos con Evernote y pasarlos a Dropbox, para leerlos después. Otra opción es comprobar las novedades en Feedly, guardarlas en Pocket y leerlas sin conexión en otro momento, libres de publicidad. Hay muchas combinaciones útiles.

Por otro lado, puedes tener diferentes secciones: material para pacientes (clasificado por temas), guías clínicas, artículos, etc. Los que más usas puedes tenerlos almacenados en la nube, listos para imprimir y entregar a tus pacientes.

El objetivo principal es que nunca más tengas que recordar parámetros de búsqueda y que puedas recopilar la información que te interese a medida que la encuentres. Después, podrás rápidamente localizar los artículos relevantes para tu día a día. Ponte a prueba y verás como te resulta mucho más sencillo organizar toda esa información ¡El límite lo pones tú!

Referencias