Artículo Científico

Vitaminas del complejo B: fisiología y efecto terapéutico en el dolor

AÑO DE PUBLICACIÓN DEL ARTÍCULO ORIGINAL:
PUNTOS CLAVE

RESUMEN

En este artículo se revisan las vitaminas del complejo B, en concreto la tiamina (B1), la piridoxina (B6) y la cobalamina (B12). Se mencionan los síntomas que provocan las carencias de cada una y se enfatiza su uso para tratar el dolor.

COMENTARIO

En el artículo se estudia por separado cada una de las diferentes vitaminas del complejo B: su papel en el organismo, las consecuencias de su deficiencia y su papel en el tratamiento del dolor.

Tiamina (B1)

La vitamina B1 es importante para el metabolismo de los carbohidratos (y así poder usarlos como fuente de energía) y los aminoácidos. Su déficit se produce por la ingesta insuficiente, el aumento de los requerimientos, la excesiva pérdida renal y ciertos factores predisponentes (diabetes mellitus, cirugía gastrointestinal, anorexia, diarrea crónica, cáncer, ancianos, etc.). De todas, la causa más frecuente de deficiencia de tiamina es el alcoholismo.

Las principales consecuencias del déficit de B1 son la insuficiencia cardíaca, neuropatías periféricas y encefalopatía (síndrome de Wernicke-Korsakoff), aunque hay estudios que lo relacionan con otros síndromes o síntomas no específicos.

En cuanto al tratamiento del dolor, diversos estudios demuestran que la vitamina B1 modula la excitabilidad neural y las corrientes de sodio en las neuronas dañadas, por lo que suprime la hiperalgesia y contribuye al control del dolor.

Piridoxina (B6)

La vitamina B6 es fundamental para el funcionamiento del sistema nervioso. Pueden existir deficiencias subclínicas sin diagnosticar en personas de edad avanzada y en pacientes que presenten factores de riesgo como desnutrición, celiaquía, alcoholismo, embarazo u hospitalización, entre otros. Las consecuencias principales del déficit de vitamina B6 incluyen irritabilidad, temblores, convulsiones y movimientos anormales. El diagnóstico puede hacerse midiendo la concentración de B6 en sangre.

En el tratamiento del dolor, esta vitamina ha demostrado en diversos estudios que previene el daño relacionado con la neurotoxicidad y que induce la inhibición de la hiperalgesia, mediante mecanismos como la modificación de los canales de calcio en la superficie celular, la alteración de los niveles intracelulares de glutamato o el incremento de los niveles de GABA.

Cobalamina (B12)

El déficit de B12 se da, sobre todo, en edades avanzadas o bien por otras causas relacionadas con la absorción reducida en el íleon (por ejemplo, en la enfermedad de Crohn), la disminución del factor intrínseco (por ejemplo, en el síndrome posgastrectomía), factores genéticos o el uso continuado de medicamentos (por ejemplo, la metformina o los inhibidores de la bomba de protones).

El déficit de vitamina B12 se asocia a hiperpigmentación cutánea, vitíligo, alteraciones gastrointestinales, anemia megaloblástica y macrocítica y manifestaciones neuropsiquiátricas.

Los efectos beneficiosos de la vitamina B12 en el dolor se basan en su participación en la formación de mielina.

Efecto combinado del complejo B

Cada vitamina tiene efectos sobre diferentes mecanismos del dolor, pero el máximo beneficio se presenta en combinación. La acción de las vitaminas B1, B6 y B12 se basa en los siguientes mecanismos:

  • Mejoría de la conducción axonal, lo cual podría contribuir a la analgesia.
  • Activación de la síntesis de guanilato-ciclasa soluble, a través del óxido nítrico y, por tanto, del aumento de la síntesis de GMP cíclico en diversos tejidos.
  • Descarga de opiáceos y neurotransmisores (GABA, 5HT).
  • Inhibición de la hiperalgesia térmica (no la mecánica).
  • Activación de la reconstrucción de los nervios dañados, lo cual contribuye a recuperar la actividad nerviosa.
  • Descenso de la cantidad de glutamato intracelular y regulación de los canales de calcio de la superficie celular.
  • Regulación de protooncogenes (FN-kB).
  • Disminución del daño de las fibras nerviosas secundario a trastornos metabólicos, mediante la reducción del estrés oxidativo y de la activación de las vías del diacilglicerol y la hexosamina.
  • Regulación del metabolismo de los carbohidratos.

En este artículo, todo el análisis de las vitaminas del grupo B está ampliamente referenciado. Se incluyen también figuras explicativas y esquemáticas.

INFORMACIÓN SOBRE EL ARTÍCULO
Tipo de acceso online:
libre

Enlace de acceso online:

La información proporcionada en este sitio web está destinada a profesionales de la salud capacitados para prescribir y suministrar medicamentos, así que requieren conocimiento científico específico y formación para interpretarla correctamente.