Post

CDP reconoce a Almirall por su compromiso en la lucha contra el cambio climático

  • Almirall alcanza el importante hito de conseguir el nivel de liderazgo A⁻. Este logro demuestra el compromiso de Almirall de seguir luchando contra el cambio climático con el ambicioso objetivo de reducir en un 21% los gases de efecto invernadero provenientes de sus actividades en 2025
  • Este reputado índice es una medida de la gestión eficaz del carbono y el riesgo del cambio climático, así como un ejercicio de transparencia y responsabilidad esencial para seguir progresando hacia un futuro sostenible
  • La compañía está enfocada en reducir la huella de carbono y prevenir y minimizar los daños que el cambio climático puede causar en la salud de las personas

Almirall S.A. (ALM) ha alcanzado un nuevo logro al mejorar su puntuación de liderazgo en el ranking 2020 de Cambio Climático en CDP, organización de referencia internacional para la evaluación del impacto ambiental de las empresas. Así, la compañía ha demostrado su compromiso de seguir luchando contra el cambio climático a través de dos pilares principales: la reducción de la huella de carbono y el papel que la empresa quiere jugar en la prevención y minimización de los daños que el cambio climático puede causar en la salud de las personas.

Desde 2014, Almirall ha estado reportando su desempeño ambiental sobre el cambio climático a CDP y ha logrado mejorar desde el nivel C de Awareness en 2018, posteriormente al nivel B de Management en 2019 y, en 2020, al importante hito del nivel de Leadership A⁻. Almirall se encuentra entre el 38% de las grandes empresas del sector biotecnológico y farmacéutico que ha logrado el nivel Leadership, ampliamente superior al promedio regional de Europa que se sitúa en nivel C. Esta divulgación es una medida de la gestión eficaz del carbono y del riesgo de cambio climático, y un ejercicio de transparencia y responsabilidad esencial para progresar hacia un futuro sostenible.

El compromiso de Almirall con el planeta

El primer pilar de la estrategia de Almirall para luchar contra el cambio climático (reducir la huella de carbono) está materializándose en un uso sostenible de los recursos, incluyendo la eficiencia energética y la reducción del consumo de electricidad y gas en sus instalaciones, que son sus principales fuentes de energía. Desde 2016, la compañía ha instalado paneles fotovoltaicos en la planta química de Sant Celoni (300 kW) y en la planta farmacéutica de Sant Andreu de la Barca (800 kW) y consume electricidad procedente de fuentes renovables con garantía de origen en sus centros de España y Almirall. En conjunto, Almirall aumentó su consumo de energía renovable en un 474% desde 2017.

Almirall apoya firmemente el Acuerdo de París y quiere formar parte de la solución haciendo todo lo posible para mantener el aumento de la temperatura media global muy por debajo de 2ºC con respecto a los niveles preindustriales. Para alcanzar ese objetivo, la compañía ha establecido el compromiso de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero el año 2025 en un 21% con respecto a 2014, lo que representa una reducción de 3.355 toneladas métricas de CO2 liberadas a la atmósfera.

Almirall está comprometida con el desarrollo de su estrategia corporativa de forma alineada con el compromiso de protección del medio ambiente. La compañía ha reducido las emisiones difusas de Compuestos Orgánicos Volátiles (COV) procedentes de su actividad en más de un 75% desde 2017. Además, los procesos de Almirall están diseñados para contribuir a la progresiva minimización del consumo de agua. En todos sus centros, los parámetros promedian como mínimo por debajo del 70% de lo legal. Asimismo, los productos se fabrican teniendo en cuenta la sostenibilidad con una perspectiva de ecodiseño, desde la etapa de I + D hasta la distribución, con el fin de reducir su impacto ambiental.

Este logro es otro más con en el que Almirall muestra su responsabilidad social y da respuesta a las demandas de la sociedad, logrando un equilibrio operativo y al mismo tiempo generando competitividad. El paciente está en el centro de todo lo que hace Almirall. La compañía lucha por crear nuevos productos que mejoren sus vidas a través de la investigación, la innovación y el más estricto cumplimiento de los estándares éticos y legales.

Sobre Almirall

Almirall es una compañía biofarmacéutica global enfocada en la salud de la piel. Colaboramos con científicos y profesionales de la salud para abordar las necesidades del paciente a través de la ciencia con el fin de mejorar sus vidas. Nuestro propósito noble guía nuestro trabajo: “Transform the patients’ world by helping them realize their hopes and dreams for a healthy life”. Invertimos en productos de dermatología médica diferenciados y pioneros para llevar nuestras soluciones innovadoras a los pacientes que lo necesitan.

La compañía, fundada en 1943 y con sede en Barcelona, cotiza en la Bolsa de Valores de España y es miembro del IBEX 35 (teletipo: ALM). A lo largo de sus 77 años de historia, Almirall ha mantenido un fuerte compromiso con las necesidades de los pacientes. Actualmente, Almirall tiene presencia directa en 21 países y acuerdos estratégicos en más de 70, a través de 13 filiales, con aproximadamente 1.800 empleados. Los ingresos totales en 2019 fueron de 908,4 millones de euros.

Para más información, por favor visite almirall.es