La hipercolesterolemia representa uno de los factores de riesgo más determinantes en el desarrollo de la enfermedad cardiovascular y causante de aproximadamente una cuarta parte de la mortalidad cardiovascular. Se sabe que, en España, es responsable del 24,6% de los fallecimientos por enfermedad cardiovascular en el caso de los hombres y del 22,5% en mujeres, según datos aportados por la Fundación Española del Corazón (FEC).

Más de un 20% de fallecimientos por enfermedad cardiovascular son a causa de la hipercolesterolemia.

Tal y como indica el Dr. Carlos Macaya, presidente de la Fundación Española del Corazón (FEC), «la hipercolesterolemia se suele presentar junto con otros factores de riesgo cardiovascular, como la hipertensión arterial, la diabetes mellitus, el síndrome metabólico, el tabaquismo o la enfermedad renal. Esto multiplica el riesgo total». En este sentido, estudios afirman que el 87% de los pacientes con hipercolesterolemia tienen algún otro factor de riesgo cardiovascular y el 37% una enfermedad asociada.

Según el Estudio de Nutrición y Riesgo Cardiovascular en España (ENRICA), más del 50% de la población tiene hipercolesterolemia (colesterol total ? 200mg/dl) y sólo la mitad está diagnosticada. A pesar de estos datos, la hipercolesterolemia se presenta como uno de los factores de riesgo de la enfermedad cardiovascular menos atendidos en las políticas de salud.

Es la principal reflexión en torno a la que giraron los Diálogos de Hipercolesterolemia en España, un proyecto colaborativo en el que ha participado un grupo multidisciplinar de agentes expertos en el área de las enfermedades cardiovasculares y la hipercolesterolemia.

De dichos encuentros ha resultado una declaración conjunta refrendada por la FEC y la Sociedad Española de Cardiología (SEC), la Fundación de Hipercolesterolemia Familiar (FHF) y la Sociedad Española de Arteriosclerosis, además de la World Heart Federación (WHF).

«Existe una falta de concienciación y resulta necesaria una sensibilización para que la hipercolesterolemia ocupe el lugar que le corresponde por sus gravísimas implicaciones», indica el Dr. Leopoldo Pérez de Isla, representante de la FEC y la SEC en los Diálogos de Hipercolesterolemia en España.

Precisamente, la puesta en marcha de una campaña de sensibilización es la principal línea de acción sobre la que se propone trabajar con el objetivo de que se desarrollen políticas para un abordaje priorizado de la hipercolesterolemia, tanto a nivel nacional como autonómico. La otra línea de actuación consiste en impulsar el registro de muertes prematuras de pacientes.

 

Fuentes

  1. OMC
Mis favoritos