Artículo Científico

¿Por qué no existe todavía la «píldora masculina»? Desarrollo actual de los anticonceptivos masculinos hormonales y no hormonales

AÑO DE PUBLICACIÓN DEL ARTÍCULO ORIGINAL:
PUNTOS CLAVE

Resumen

A pesar de que los anticonceptivos hormonales para las mujeres existen desde hace más de 60 años, en la actualidad las únicas opciones anticonceptivas para los hombres son el preservativo o la vasectomía. En esta revisión se presenta el desarrollo actual y las perspectivas futuras de los anticonceptivos farmacológicos hormonales y no hormonales para los hombres.

Comentario

Alrededor del 40 % de los embarazos en todo el mundo no son planificados, y alrededor de un quinto de ellos terminarán en aborto. Es necesario, por tanto, que los hombres tengan acceso a un anticonceptivo farmacológico simple y confiable. Según estudios recientes, más del 50 % de los hombres estarían dispuestos a tomar un anticonceptivo si estuviera disponible.

Fisiología de la reproducción masculina

Por lo general, las mujeres ovulan una vez al mes, mientras que la espermatogénesis dura 64-72 días. La hormona foliculoestimulante (FSH) y la testosterona intratesticular son necesarias para aportar los nutrientes necesarios a las células de Sertoli (vía los túbulos seminíferos) para la espermatogénesis. El recuento total de espermatozoides es de más de 39 millones por eyaculación, y el esperma permanece fértil durante un máximo de 5 días dentro del aparato reproductor femenino. Todo esto hace que sea mucho más difícil desarrollar un anticonceptivo farmacológico para los hombres.

Se asume que si se redujera la producción de espermatozoides a menos de 1 millón por eyaculación, la probabilidad de embarazo disminuiría al 2 %, una tasa de eficacia parecida a la de los anticonceptivos orales femeninos.

Hay tres formas de anticoncepción masculina:

  • barreras físicas (preservativo o vasectomía);
  • supresión de la espermatogénesis; y
  • destrucción de los espermatozoides o eliminación de su funcionalidad (movilidad), bien antes de la eyaculación, bien dentro del aparato reproductor femenino.

Anticoncepción masculina farmacológica hormonal y no hormonal

La tabla 1 muestra las opciones de anticoncepción farmacológica masculina y los retos que plantea cada una de ellas.

Tabla 1. Anticonceptivos farmacológicos masculinos y sus retos

Opciones de anticoncepción farmacológica masculina Características, retos y desventajas
Anticonceptivos hormonales
Testosterona oral
  • Desencadena la reducción simultánea de LH y FSH, lo cual suprime la espermatogénesis.
  • Vida media corta, por lo que precisa varias tomas al día, lo cual es impracticable.
Éster de testosterona oral
  • Mayor vida media, pero hepatotoxicidad a largo plazo.
Enantato de testosterona intramuscular
  • Inyección semanal.
  • Efectos adversos locales.
  • Eficacia insuficiente en caucásicos (azoospermia del 70 %‑85 %).
  • Descenso del cHDL.
Undecanoato de testosterona intramuscular
  • Inyección mensual.
  • Casi 95 % de eficacia en China; a la espera de más evaluaciones.
Testosterona modificada + progesterona*
  • Prometedores resultados en un estudio clínico de fase 1 en 2021.
Anticonceptivos no hormonales
Triptonida, componente natural de la planta china Tripterygium wilfordii Hook F
  • Inhibición de casi el 100 % de la movilidad espermática en ratones, tras la administración oral durante varias semanas.
  • La fertilidad se restableció 4-6 semanas después de terminar el tratamiento.
  • Pendiente de estudios en humanos.
TSSK3
  • Buena eficacia en un modelo murino con genes inactivados.
  • Pendiente de estudios en humanos.
Bloqueante del receptor α del ácido retinoico (YCT529)
  • La actividad de este receptor es fundamental para la espermatogénesis.
  • 99 % de infertilidad en ratones machos tras la toma oral durante 4 semanas, sin efectos secundarios.
  • Pendiente de estudios en humanos.

*dodecilcarbonato de 11-β-metil-19-nortestosterona
cHDL: colesterol unido a lipoproteínas de alta densidad; FSH: hormona foliculoestimulante; LH: hormona luteinizante; TSSK: serina-cinasa 3 específica del testículo.
Fuente: elaboración propia a partir de la tabla y el texto del artículo original

¿Qué depara el futuro?

Dado que los hombres no están sujetos a los riesgos asociados al embarazo y el parto, la exigencia en cuanto a los efectos secundarios y riesgos de los anticonceptivos son muy altas. Las autoridades no aprobarán una «píldora masculina» hasta que se demuestre que es suficientemente efectiva con un mínimo de efectos adversos. El camino hacia esto requerirá mucha investigación científica e inversión económica.

Conclusiones

Dado el panorama actual y los esfuerzos que se están haciendo, el autor cree que se conseguirá una píldora anticonceptiva masculina en los próximos 5-10 años.

INFORMACIÓN SOBRE EL ARTÍCULO
Tipo de acceso online:
pago/suscripción

La información proporcionada en este sitio web está destinada a profesionales de la salud capacitados para prescribir y suministrar medicamentos, así que requieren conocimiento científico específico y formación para interpretarla correctamente.