Artículo Científico

Guía basada en la evidencia y el consenso (S3) para el tratamiento de la queratosis actínica

AÑO DE PUBLICACIÓN DEL ARTÍCULO ORIGINAL:
PUNTOS CLAVE

RESUMEN

Mediante una revisión de la literatura científica, un panel de expertos (dermatólogos, médicos generales e histopatólogos) ha desarrollado recomendaciones para el tratamiento de la queratosis actínica (QA). Dichas pautas no sustituyen los conocimientos y habilidades de los profesionales sanitarios, por lo que cada caso debe ser tratado individualmente.

De todos los tratamientos analizados, la crioterapia y el 5-fluorouracilo (5-FU) en todas sus variantes son los más recomendados y con mayor consenso alcanzado. Los autores enfatizan la necesidad de realizar ensayos clínicos a largo plazo para comprobar la eficacia de los tratamientos en un periodo de tiempo más amplio.

COMENTARIO

En este artículo se repasan los principales tratamientos de la QA, con recursos adicionales como son la forma de llegar a las conclusiones, la fortaleza de los análisis y el porcentaje de consenso alcanzado. Una vez definidos los objetivos, la naturaleza de la enfermedad y los métodos, el artículo pasa a las recomendaciones sobre el asesoramiento y la clasificación de la QA por medio de tablas resumen. A continuación, se analizan los tratamientos que el panel de expertos consideró como relevantes debido a su mención en la literatura científica y a su propio consenso (> 75 %).

La crioterapia es el tratamiento físico más recomendado (máximo grado y mayor consenso) en los pacientes con pocas lesiones (5 o menos).

El 5-FU al 0,5 %, el imiquimod al 3,75 %, el ingenol mebutato y la fototerapia son los tratamientos que adquieren igualmente este rango de consenso y recomendación en los pacientes con múltiples lesiones (6 o más) de QA o para tratar el campo de cancerización.

En los pacientes inmunodeprimidos, se recomiendan tratamientos físicos (crioterapia y curetaje), 5-FU al 5 %, imiquimod al 5 % y fototerapia.

En el material suplementario se mencionan las posibles combinaciones de tratamientos disponibles. La protección contra la radiación solar por varios métodos también se menciona como clave en la prevención de la QA. Para finalizar, los autores resaltan la importancia de diseñar ensayos clínicos a largo plazo.

INFORMACIÓN SOBRE EL ARTÍCULO
Tipo de acceso online:
suscripción

La información proporcionada en este sitio web está destinada a profesionales de la salud capacitados para prescribir y suministrar medicamentos, así que requieren conocimiento científico específico y formación para interpretarla correctamente.