Comer por la noche no se ha vinculado con el sobrepeso o la obesidad

Cenar mucho y tarde puede incrementar el riesgo de prediabetes e hipertensión arterial

Comer la mayoría de las calorías diarias durante la cena puede llevar a un mayor riesgo de desarrollar prediabetes y presión arterial alta, según una investigación preliminar presentada en Chicago, durante las Sesiones Científicas de la American Heart Association2018.

Los investigadores analizaron el horario de comidas de 12.708 participantes, de 18 a 76 años, del Estudio sobre la Salud de la Comunidad Hispana y Latinos de Estados Unidos, y encontraron que los participantes consumieron, en promedio, el 35,7 por ciento de sus calorías diarias después de las 6 de la tarde. Más de la mitad de los participantes del estudio (56,6 por ciento) reportaron haber consumido más del 30 por ciento de su ingesta de alimentos después de esa hora.

Los resultados del estudio, financiado por la American Heart Association, mostraron que cada incremento del uno por ciento en la cantidad de calorías consumidas después de las 6 de la tarde (alrededor de 20 calorías en una dieta diaria de 2.000) se asocia con mayor resistencia a la insulina.

Además, la investigación ha demostrado que comer el 30 por ciento o más de las calorías de un día después de esa hora se asocia con un riesgo 23 por ciento mayor de desarrollar presión arterial alta y 19 por ciento mayor de convertirse en prediabéticos. Sin embargo, comer por la noche no se ha vinculado con el sobrepeso o la obesidad.

“Hay cada vez más pruebas de que cuándo comemos también es importante, además de lo que comemos y cuánto. El momento de la comida es importante y cenar temprano puede ser una estrategia importante para ayudar a reducir el riesgo de enfermedad cardíaca”, apunta el autor principal del estudio, Nour Makarem, del Centro Médico de la Universidad de Columbia en Nueva York (Estados Unidos).

Fuente:

El Medico Interactivo

Mis favoritos