Blog

Médicos blogueros: ¡yo también quiero!

¿Estás pensando escribir un blog, pero no sabes si es buena idea ni tampoco por dónde empezar? Comienza por dar un vistazo a blogs escritos por médicos para conectar con sus pacientes, como el del Dr. Jaime Barrio, la Dra. Olga Araújo  o el Mediblog de Familia, de Fernando Fabiani. Por otro lado, los médicos son blogueros también para conectar con otros médicos, como Rafael Bravo en su el blog Primum non nocere. Otros prefieren formar parte del comité editorial, como en el blog de educación médica docTUtor. ¿Te gustaría ser como ellos?

¿Por qué abrir un blog?

Se nos ocurren un montón de motivos por los que escribir un blog:

  • Compartir tus conocimientos. Si dominas algún tema (y, sin duda, así es), puedes compartir lo que sabes con los demás, tanto profesionales sanitarios como pacientes. Puedes hacerlo en diferentes formatos: texto, imágenes, infografías o incluso vídeos para hacer los contenidos más interactivos.
  • Aprender de la experiencia. Escribir un blog te obliga a actualizarte y profundizar en los temas. Siempre aprenderás algo nuevo. Además, te permite resumir el conocimiento y tener un repositorio organizado para acceder en todo momento.
  • Contribuir a la salud de la web. Todos sabemos que los contenidos de salud que los pacientes encuentran en Google no son siempre fiables. Escribiendo contenidos de calidad, puedes ayudar a mejorar la salud de tus lectores y también podrías ganar pacientes para tu consulta.
  • Ahorrar tiempo. Si escribes un blog para los pacientes, puedes remitirlos a él. Por ejemplo, en este blog se explica de manera muy práctica, con vídeos, el uso de los inhaladores. Así te ahorras tener que explicárselo en profundidad cada vez. De hecho, si publicas entradas sobre los temas que tratas habitualmente en tu consulta y los organizas por distintas categorías en tu blog, estás ayudando no solo a tus pacientes, sino a todos los que lean tus contenidos.
  • Conectar con otros profesionales sanitarios. Si decides publicar contenidos para médicos y otros profesionales sanitarios, te darás a conocer en la comunidad y podrás intercambiar opiniones y experiencias con ellos.

Primeros pasos para abrir un blog

  • ¿Dónde abro mi blog? Primero tienes que decidir si utilizas una plataforma para abrir un blog gratis o de pago. Aquí puedes ver vídeos cortos, de 1 minuto, que explican cómo darse de alta en Wordpress.com y Blogger, los sistemas de gestión de contenidos más usados para crear blogs gratis (sobre todo, Wordpress).

Ten en cuenta que, utilizando un sitio gratis, el nombre de tu blog acabará en wordpress.com o blogspot.com y tendrás las opciones avanzadas un poco más limitadas. Si vas en serio, es mejor empezar por la versión de pago (por ejemplo, wordpress.org). Tendrás que contratar un alojamiento (hosting) y un dominio (el nombre exclusivo que tendrá tu sitio web). Es mucho más fácil de lo que parece, no te asustes.

Otra opción es empezar con la versión gratuita (por ejemplo, wordpress.com) y más adelante, cuando ya seas un bloguero famoso, pasar a la versión de pago.

  • ¿Qué nombre le pongo a mi blog? Piensa un nombre que te caracterice y a la vez sea fácil de recordar. Tendrás que buscar si hay blogs con nombres similares y elegir uno que destaque. La gente te conocerá por el nombre, así que elígelo con cuidado. No es cuestión de ir cambiándolo después…
  • ¿Qué secciones no pueden faltar? Para ganar fiabilidad, incluye un apartado sobre el autor: quién eres, a qué te dedicas y por qué has decidido escribir un blog. Incluye un formulario de contacto para que la gente puede contactar contigo, y también enlaces a tus redes sociales.
  • Publica tu primera entrada en tu blog. Ahora ya lo tienes todo listo para publicar tu primera entrada. ¡Enhorabuena!

El trabajo no acaba abriendo un blog…

Empezar un blog es fácil; lo difícil viene después. Sobre todo, tienes que ser organizado y constante. Te recomendamos lo siguiente:

  • Crea un calendario. Dependiendo del tiempo que quieres y puedas dedicar al blog, crea un calendario con los temas y las fechas en las que colgarás nuevas entradas. Deberías crear contenidos de manera periódica (1 vez a la semana, 1 vez al mes…). Más que la frecuencia, lo importante es la regularidad. Sé realista.
  • Difunde los contenidos. Si nadie te conoce en la blogosfera, nadie leerá tus contenidos. Difundirlos es un trabajo tan importante como escribirlos. Puedes hacerlo mediante las redes sociales y también recomendando el blog a tus pacientes o colegas profesionales. No desesperes, ya que es una tarea que tarda en dar sus frutos. Sé constante y verás como poco a poco conseguirás nuevos seguidores.
  • Gana más fiabilidad. Puedes acreditar tu web médica con el Colegio de Médicos de Barcelona, con la Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía o con la Health On the Net Foundation. Obtendrás un sello que garantiza a los usuarios que el contenido de tu blog es de confianza y calidad.
  • Responde. La gente irá contactando contigo a través del formulario de contacto y las redes sociales. ¡Responde y sé activo para ganar más seguidores! Lo ideal es que tus lectores puedan hacer comentarios en el blog y que los respondas de manera periódica. Sin embargo, ten cuidado: no contestes consultas médicas personales.
  • Disfuta. El blog debe divertirte. Si no la hace… déjalo.

Conclusiones y recomendaciones

Ojalá te hayamos animado a escribir un blog de salud y pronto contribuyas a llenar internet de salud con tus contenidos. ¡Estamos deseando leerlos!

Referencias