Blog

Bases de datos bibliográficas y buscadores en medicina: no te dejes ni uno

Las bases de datos bibliográficas recopilan contenido científico, que se actualiza periódicamente y se organiza de manera que permita acceder fácilmente. Las bases de datos ofrecen contenidos específicos sobre un área de conocimiento, por ejemplo, el biomédico. A su vez, para acceder a estas bases de datos se usan los buscadores bibliográficos. Aquí te lo explicamos todo.

Bases de datos en medicina

Las bases de datos reúnen referencias bibliográficas de publicaciones, que pueden ser artículos primarios, revisiones, libros, resúmenes de congresos, etc. Estas referencias pueden recuperarse gracias a un lenguaje específico de consulta, los tesauros. En medicina, existen varias bases de datos. Te contamos las más usadas.

  • Medline. Producida por la Biblioteca Nacional de Medicina de los EE. UU., es la base de datos más usada en la literatura biomédica. Recopila artículos desde el año 1966, de los siguientes ámbitos: medicina, enfermería, odontología, veterinaria, sistemas sanitarios y ciencias preclínicas. A todos los artículos se les asignan los términos MeSH para facilitar la búsqueda.
  • Embase. La base de datos Embase está producida por Elsevier Science en los Países Bajos. Recopila artículos de más de 3500 revistas y contiene más que 29 millones de artículos de la literatura biomédica desde el año 1947. Aunque los resultados entre Medline y Embase coinciden en un 40 %, en Embase encuentras más publicaciones europeas y además puedes encontrar resúmenes de congresos. Embase tiene su propio tesauro, llamado Emtree. Aquí puedes ver las diferencias entre Mesh y Emtree.
  • Cochrane. Es una colección de datos que contienen diferentes tipos de evidencia independiente de gran calidad, para apoyar la toma de decisiones en la atención médica. Contiene diferentes tipos de publicaciones: las revisiones Cochrane (Cochrane reviews), los protocolos Cochrane (Cochrane protocols), estudios clínicos y editoriales. Las revisiones Cochrane se actualizan periódicamente. Hasta el momento, la base de datos incluye unas 8000 revisiones, que se pueden buscar por palabras claves o por tema. Una revisión Cochrane de tu área de interés puede servirte como punto de partida para ver lo que se ha publicado los últimos años y las recomendaciones clínicas. Algunas revisiones se pueden descargar gratuitamente.
  • Scopus. Es la base de datos más extensa creada por Elsevier: ofrece más de 60 millones de artículos de gran calidad, libros y resúmenes de conferencias. Scopus ofrece una visión general de los resultados de la investigación mundial en los campos de la ciencia, la tecnología, la medicina, las ciencias sociales y las artes y las humanidades. En general, los artículos indexados en Medline también están en Scopus. Con una cuenta gratuita en Scopus puedes ver las revistas que incluye y sus valoraciones, pero para poder buscar en la base de datos tienes que tener una suscripción de pago.

Buscadores bibliográficos en medicina

Para acceder a las bases de datos necesitas un sistema o herramienta de búsqueda que te permita encontrar y seleccionar las referencias que te interesen. Por ejemplo, el buscador de Medline es el conocidísimo PubMed, pero hay otros, como los que describimos a continuación.

  • PubMed. Mediante PubMed puedes acceder de manera gratuita a la base de datos de Medline. En otro artículo explicamos cómo buscar en PubMed para recuperar artículos relevantes (no te lo pierdas).
  • Science Direct. Este buscador te permite encontrar artículos en más de 3800 revistas de ciencia, tecnología y medicina que pertenecen a la editorial académica Elsevier. Puedes buscar de manera gratuita y acceder a resúmenes o a artículos de libre acceso (open access).
  • Springer Link. Sirve para acceder a todas las publicaciones de la editorial Springer. Puedes, por ejemplo, buscar tu revista favorita y ver lo que se ha publicado en la última edición. Ofrece acceso libre a muchos artículos.
  • Ovid. El buscador de Ovid es muy parecido al de PubMed, pero te ofrece el acceso no solo a Medline, sino también a Embase y a las revisiones de Cochrane. Para poder utilizarlo, hay que tener acceso institucional.
  • Web of Science. Mediante Web of Science puedes buscar en más de 18 000 revistas, libros y resúmenes de conferencias. Abarca más de 250 disciplinas de ciencias, ciencias sociales, artes y humanidades. Para poder utilizarlo, hay que tener una suscripción de pago.
  • Google Académico. Google lanzó el buscador Google Académico (Google Scholar) en 2004 para facilitar la búsqueda de artículos científicos en varias bases de datos. No te ofrece una búsqueda avanzada como PubMed, pero puedes usarlo después de la búsqueda inicial para encontrar un artículo en concreto, ya que ofrece más artículos de acceso libre que PubMed. Hay que tener en cuenta que Google detecta automáticamente tu localización, por lo que obtienes diferentes resultados según donde estés.
  • Buscadores de artículos de libre acceso. Existen varios buscadores bibliográficos que te permiten buscar artículos de libre acceso. Son muy útiles, sobre todo si tu institución no tiene suscripción de pago. Tienes, por ejemplo, Free medical journals, Trip database, Open Science directory o Directory of Open Access Journals.

¿Qué base de datos y buscador elijo?

En función del tiempo del que dispongas y de tu objetivo, debes encontrar un equilibrio entre la exhaustividad y la precisión de la búsqueda. Si dispones de poco tiempo, puedes ver si encuentras una revisión Cochrane review y a continuación realizar una búsqueda avanzada en PubMed.

Si dispones de más tiempo o necesitas una búsqueda más exhaustiva, es preferible que busques en varios bases de datos. La combinación de las bases de datos de Medline, Embase, Web of Science y Google Scholar recupera el 98 % de toda la literatura médica publicada.

Referencias