Blog Observadores

Lesiones solares benignas en el paciente mayor

lesiones solares benignas en el paciente mayor almirall

La piel contiene cromatóforos, moléculas cuyas estructuras químicas son capaces de absorber la radiación UV y otras energías electromagnéticas. Estas moléculas son las que permiten que la piel reaccione a la luz solar y que esta provoque cambios a nivel molecular, celular, tisular y clínico originando lesiones solares benignas.

Las lesiones solares benignas se clasifican en 9 subtipos y aparecen con más frecuencia en el paciente mayor:

  1. Dermatoheliosis o fotoenvejecimiento
    Son cambios cutáneos que se manifiestan en forma de atrofia epidérmica con hipertrofia de la dermis papilar, telangiectasias, despigmentación e hiperpigmentaciones irregulares e hiperqueratosis dispersas. También se pueden observar arrugas finas y surcos profundos y la piel presenta un aspecto céreo y coloración amarillenta.

  2. Lentigo solar senil
    Se presenta como una mácula hiperpigmentada, sin relieve. El 90% de las personas mayores lo presentan y aparece en zonas que están más expuestas al sol. La diferencia con el lentigo maligno melanoma es que el lentigo solar suele presentar un borde bien definido.

  3. Queratosis seborreica
    Es uno de los tumores benignos epidérmicos más frecuentes entre aquellos asociados a la edad. Se presenta en forma de pápulas y placas únicas o múltiples de color marrón grisáceo, bien delimitadas y con superficie verrucosa.
    Se han descrito otros dos tipos:

    • Queratosis liquenoide benigna: representa la inflamación de una queratosis seborreica.
    • Queratosis de Flegel: aparece en el dorso de los pies o en las piernas.
  4. Elastosis solar
    Se manifiesta en forma de piel engrosada con un ligero tinte amarillento y se caracteriza por un incremento de fibras elásticas alteradas en la dermis. Aparece en las zonas expuestas de manera crónica al sol.

  5. Síndromes elastolíticos solares del paciente dermatológico mayor
    Dentro de este grupo se incluyen varias patologías y en todas ellas se observa elastosis solar:

    • Síndrome de Favré-Racouchot o elastosis nodular con quistes y comedones.
    • Cutis romboidal de la nuca.
    • Poiquilodermia de Civatte.
    • Granuloma actínico o anular elastolítico.
    • Acroqueratoelaastoidosis o acroqueratodermia marginal.
    • Millium coloide.
  6. Hipomelanosis guttata idiopática
    Se detecta en el 80% de los mayores de 40 años. Son máculas redondas y ovales hipopigmentadas en las zonas foto-expuestas y en la cara extensora de los antebrazos y espinillas.

  7. Dermatosis pustulosa erosiva del cuero cabelludo
    Afecta principalmente a mujeres a consecuencia de traumatismos locales. Aparece, sobre todo, en el cuero cabelludo y en las piernas. Aparece en forma de pústulas estériles, erosiones y costras que pueden producir alopecia cicatricial.

  8. Condrodermatitis nodular del hélix
    Se caracteriza por la aparición de nódulos dolorosos del color de la piel o eritematosos cubiertos por una escama o una costra. Aparece con más frecuencia en las personas que duermen normalmente sobre un lado a causa de mucha presión y potencial isquemia en el cartílago auricular y la dermis.

  9. Dermatoporosis y púrpura de Bateman
    Su patogenia se basa en la pérdida de ácido hialurónico asociada a la edad que conlleva una fragilidad extrema de esta. La dermis y la epidermis se adelgazan, aparece púrpura senil y pseudocicatrices.

Basado en: Cronoenvejecimiento y fotoenvejecimiento. Impacto en el paciente dermatológico de edad avanzada. 2021, Almirall.